Páginas vistas en total

lunes, 21 de noviembre de 2016

La Banda ciudadana, Que gran escuela





Allá por los últimos años 70 y primeros 80 del siglo XX, me equivoqué, en un kiosco vi una revista que parecía de electrónica y me la compré.

 Se trataba de la revista 27 MHz en la que escribían unos locos que hablaban por unos ladrillos mientras iban hasta arriba de whiskys y claro, tenían que quedar para todos juntos mantener la verticalidad, o al menos algo así entendí. También ponían a caldo a unos señores que usaban unas emisoras muy grandes y se iban de cena con baile en Valdemoro.



El caso, ya expliqué como en mi anterior artículo, me hice con “un ladrillo” aquella radio me hizo pasar unos años maravillosos.

Conocía un montón de gente, aprendí mucha técnica electrónica y operativa, empecé a modificar aquel viejo equipo de solo 40 canales en AM para obtener canales altos. Ya con uno de mis primeros sueldos puede hacerme con un Stalker Superstar , maravilla tecnológica de la época, que traía incorporada la banda de 10 metros y con la que muchos dimos el salto a ser EC.



Nada regulaba aquella banda ciudadana, hacíamos unas interferencias horribles en la tele y hasta en los porteros automáticos, afortunadamente, en aquella época la tele no emitía por la noche ni a la hora de la siesta y podíamos aprovechar esas horas para pasárnoslo pipa con la radio. Jo que mayor soy.

Al final se obtuvo algo muy solicitado. La legalización de los 11 metros, y desde mi punto de vista su sentencia de muerte. Sí, se legalizaron estaciones, se pagaron cánones, se otorgaron indicativos, pero las personas que estaban por esa labor ya estaban todas en bandas de radioaficionados y muchos de los que siguieron en plan “pirata” obtenían los mismos resultados en las redes sociales sin ningún tipo de problema.

A día de hoy la banda ciudadana es libre, te compras un equipo homologado, la antena y no tienes que dar más explicaciones. La banda ciudadana está reviviendo y tengo que reconocer que es algo que me encanta. Volvemos a tener una gran escuela de radioaficionados y una gran oportunidad para volver a conocer personas interesadas por la técnica, las comunicaciones, las relaciones… y tomar unas cañas…

¿Cuántos viejos equipos de CB hay guardados en los armarios? ¿Cuántos podían estar en manos de algún chaval dispuesto a usarlo? Tal vez tengamos que hacer alguna recogida de equipos y algún reparto.

Quiero agradecer desde aquí la labor del Radio Club Henares por la labor de difusión de la banda ciudadana que están haciendo. Su trabajo tendrá una merecida recompensa y dentro de algún tiempo, cuando la CB esté en el lugar de donde nunca debió salir tendremos que reconocer el esfuerzo que están haciendo ahora “Coco Loco” y toda su banda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario